Cantabria

La gastronomía de Cantabria, gracias a la situación geográfica,  cuenta con una selecta relación de ingredientes: los pescados y mariscos del mar Cantábrico, el salmón y la trucha terciada de las cuencas altas de sus ríos, hortalizas y legumbres de su huerta, y su ganadería vacuna.
 
 
 
 

 


Miel

Una dosis de miel en ayunas te aportará energía para afrontar el día, ideal si eres de los que practica deporte a primera hora. Pero no solo aporta energía física, también nos ayuda a aumentar nuestra actividad cerebral, a estar más ágiles mentalmente.

Miel de Liebana

Esta miel abarca una zona de protección muy amplia que incluye todos los términos municipales de la provincia de Liébana: Cabezón de Liébana, Camaleño, Cillorigo de Liébana, Pesaguero, Potes, Tresviso y Vega de Liébana. Hay dos tipos: miel monofloral de brezo y miel de mielada.

Queso

La base de todo queso es la leche, sea de vaca, cabra, oveja, búfala, camello u otros mamíferos rumiantes. Hay centenares de variedades de queso, por lo que resulta casi imposible relacionarlas todas. El QUESO de Cantabria posee tres denominaciones de origen queso de nata, queso Picon Bejes-Tresviso y quesucos de Liébana. Para la elaboración de los quesos se dispone de leche de vaca, oveja y cabra.

Bejes Picón Tresviso

Queso Picón Bejes-Tresviso. El sello, enmarcado en una hoja bloque que nos trasporta directamente a Cantabria y su paisaje, muestra el brillo y la trasparencia dorada de la miel, que, por el efecto del barniz aplicado sobre el sello, lo hace más real aún si cabe. La zona de producción de este queso comprende los términos municipales de la comarca de Liébana y Ayuntamiento de Peñarrubia.

Queso de Nata

Los quesos de nata son quesos de maduración de unos 30 dias y son quesos de vaca. Como su nombre indica son quesos muy suaves de pasta blanda. Este de tipo de quesos hace un maridaje estupendo o con membrillo o mermeladas para la elaboración de tablas de quesos.

Vinos Licores

Actualmente Cantabria cuenta con la producción de 11 vinos cántabros comercializados por las diez bodegas que integran la denominación de origen “Vinos de la Tierra” en la que se agrupan las dos indicaciones geográficas protegidas: Costa de Cantabria y Liébana. Serían estos tipos de vino blancos con las marcas comeciales de “Ribera de Asón”, “Casona Micaela”, “Tejea Verde”, “Viña la Vida”, Carreles de Cayón, “señorío del Pas” y “Nates” junto con los vinos tintos de “Luxia” y “Picos de Cabariezo”.

Tras años de esfuerzo y trabajo, las bodegas de Cantabria se van haciendo un hueco en el mapa de los vinos de España.

Este es un vino joven elaborado con Uva Mencía y otras variedades cultivadas artesanalmente en viñedos de montaña. De sabor afrutado y fresco resulta un acompañante ideal para quesos, embutidos, carnes blancas y pastas.

Conservas

La conserva va mucho más allá de los mejillones en escabeche o sardinas en aceite de oliva que metíamos en pan para merendar. Ya hemos superado esa barrera cultural que nos decía que hablar de conservas era hablar de simples aperitivos, o de un “comodín culinario” al que recurrir en caso de urgencia.

La conserva enlatada es práctica, cómoda y rápida. Se pueden disfrutar en cualquier lugar pues no son necesarios engorrosos útiles de cocina ni tiempos previos de preparación. Abrir y comer.

 

Dulces Postres

Cantabria es una región de gran tradición repostera. La excelente calidad de la leche y sus derivados, han sido durante siglos la base de la repostería artesana cántabra, con dulces tan exquisitos como la “Quesada pasiega” o el universal “Sobao pasiego”.

El hojaldre también es una de las estrellas de la repostería de la región, y dependiendo de la zona en la que se elabore, recibe unos nombres u otros; así en Unquera y San Vicente de la Barquera, reciben el nombre de “corbatas”, en Torrelavega “polkas”, “sacristanes” en Liérganes o “pantortillas” en Reinosa.

Sobaos Pasiegos

Originariamente las campesinas preparaban esta receta dulce partiendo de masa de pan que luego enriquecían con huevos, miel y mantequilla. Hoy en día su elaboración ha variado, eliminando la adición de agua a la masa. Preparando una crema de bizcocho endulzada también con azúcar.

 

Corbatas de Unquera

Se trata de un pastel de hojaldre de unos 15 centímetros de longitud en forma de corbata, hecho con mantequilla, azúcar, huevos, harina de trigo, y todo ello culminado con una capa de azúcar glasa con almendras.  Este perfecto y crujiente desayuno, postre o merienda, es conocido como corbata de Unquera, por su nudo, que es muy parecido al del complemento de vestir, y por el gentilicio de la localidad cántabra de donde son originarias.