El etiquetado del pescado

El reglamento europeo de etiquetado de pescados y mariscos pretende contribuir a la trazabilidad del producto y dar al consumidor la posibilidad de desarrollar una compra más informada. La información alimentaria del etiquetado tiene que ser clara, completa y útil.

La legislación vigente sobre el etiquetado del pescado, exige que, tanto peces como moluscos, crustáceos y algas que se venden a los consumidores, lleven la siguiente información.
 

  • Nombre comercial y científico de la especie. Este punto es importante porque a veces los nombres comerciales pueden inducir a error. Como ejemplo, tenemos “la merluza del pincho” o el “bonito del norte”. No tiene por qué corresponderse con la zona de pesca o producción, sino que es su nombre comercial.
  • Procedencia de pesca extractiva o de acuicultura. En función de eso, podemos decidirnos por una opción más o menos sostenible.
  • Zona de pesca o producción y tipo de arte de pesca utilizado. La zona de pesca nos ayudará a decidir si estamos o no realizando compra local o de proximidad. Para hacernos una idea, cuando hablamos de especies de temporada, hablamos de la temporada que nos corresponde por hemisferio. Si viene del hemisferio contrario, estaremos incurriendo en costosos medios de transporte además de consumir especies que no se encuentran en su momento óptimo.

Con respecto al arte de pesca utilizado, hay que tener en consideración los impactos de cada una de ellas. La pesca de arrastre es la más dañina al recoger todo del fondo hasta la superficie, atrapando a todas las especies que se encuentran a su paso.

  • Fecha de duración mínima o fecha de caducidad. La fecha de duración mínima es la fecha de consumo preferente. Suele indicarse con frases como “consumir preferentemente antes del.…” o “consumir preferentemente antes del fin de…”.
  • Listado de alérgenos. Los productos envasados deben incluir en la lista de ingredientes una referencia clara al nombre de cualquier alérgeno que puedan contener. Estas referencias deben estar resaltadas, de forma tal que se distinga fácilmente del resto de ingredientes. Esta información también es preceptiva para pescado no envasado.